Semanario

Tensiones políticas en Europa y reposicionamientos de cara la cumbre de las Américas

Una nueva expresión de los cambios políticos en Europa se da a partir del histórico triunfo del Sinn Fein en las elecciones de Irlanda del Norte, que con 27 bancas obtuvo la primera minoría en la Asamblea y el derecho de liderar el ejecutivo, a cargo de la líder Michelle O’Neill. Así, por primera vez en la historia, sale vencedor en la región, un partido que promueve la unificación irlandesa entre el Norte, que pertenece al Reino Unido, y la República, que está dentro de la Unión Europea.

El retorno del realismo político para comprender las disputas en el tablero multipolar.

Más allá de las justificaciones ideológicas con las que las potencias mundiales elaboran sus estrategias de política internacional, se van configurando nucleamientos geopolíticos en función de intereses económicos concretos más que por afinidades del sistema político entre países. Como ejemplo, a pesar que Estados Unidos se encarama como el defensor de la democracia y los derechos humanos para sancionar algunos estados como China, Irán, Venezuela y otros, termina articulando con países autocráticos o de dudosa calidad democrática en otros lugares de acuerdo a su conveniencia como en el caso de Arabia Saudita, Irak y otras monarquías petrolíferas.

Ganadores y perdedores en la coyuntura internacional

La creciente inflación que afecta al mundo, propiciada por los efectos de la pandemia y por el bloqueo de cadenas de valor a partir de la guerra en Ucrania, no repercute de la misma manera en todos los sectores sociales de cada país. Así lo revela el reciente estudio sobre Estados Unidos publicado esta semana por el medio inglés The Guardian, donde confirma con datos precisos una hipótesis que también abarca a otros países: las principales corporaciones aumentan los precios incluso cuando sus ganancias aumentan.

Cambios de escenario a 2 meses de conflicto bélico en Ucrania

A 2 meses del conflicto militar en Ucrania se continúan revelando las implicancias geopolíticas y económicas del conflicto atravesado por un manto de incertidumbre en cuanto a su desenlace en el tiempo. Lo único evidente al momento es que la Unión Europea ha quedado entrampada en la tradicional estrategia geopolítica de Estados Unidos, que plantea la contención sobre Rusia para impedir su articulación con Europa y el desarrollo de un heartland euroasiático que diluya la influencia de la potencia norteamericana en la región. Así, el conflicto militar en Ucrania, como ejemplo, quebró la articulación entre Rusia y Alemania con la provisión de gas desde el recientemente terminado gasoducto Nord Stream 2.

Reordenamiento geopolítico, tensiones políticas y sociales

El aumento de precios de energía y alimentos presiona sobre la base de la inflación preexistente en el mundo como resultado del rebote económico pospandemia, aumentando el malestar social y las matrices de desigualdad en el Sur Global pero también en el centro mismo de las potencias occidentales. El conflicto con Ucrania ha manifestado la crisis del proyecto de inserción subordinada de la Unión Europea en la globalización liderada por EEUU.